Archivo | 9:27 pm

Un día en Ikea

10 Feb

Antes decir que no sé por qué wordpress me ha cambiado la tipografía de la letra, ¿donde está mi verdana 10?

Hoy ha sido un día de los más enriquecedor, he estado en Ikea y debo decir muy satisfecha de mi misma que esta vez Jose y yo no hemos discutido a la hora de elegir, cortinas, y más chismes que no pensábamos comprar. Lo curioso era mirar a tu alrededor y ver el habitual panorama de las discusiones y la cantidad de bebés que hay en Andalucía. Al llegar nos estaban esperando los padres de Jose y su hermano y luego no les volvimos a ver, ikea nos absorvió. Nunca he visto tanta gente en Ikea y está claro que solo uno en Andalucía no es suficiente.

Hace justo ahora 10 años que estuve en Suecia y al llegar a la tienda sueca veo los chocolates Daims, el salmón marinado, el pan sueco y los botes de queso para untar en el formato pasta de dientes. Pero sin duda alguna ahí estaba el artículo que para mí era el estrella. Las patatas chips al eneldo, que con salsa de yogurt para dipear están más buenas, está claro, me compré una bolsa, las abrí, me comí una y su sabor llevó a mi mente retroceder 10 años.

Derepente me ví en la habitación de suecia donde dormía, donde por primera vez me tapé con un edredón de plumas y supe lo que era IKEA y lo descubrí en el armario, que era uno de esos de cestas de aluminio. En una reunión, Svensca- SpansKa probé esas patatas, hablando en inglés sin saber que mis conocimientos llegaban a tal escala y aprendí algo de sueco. Myckê Bäcker. Tengo ganas de volver a Lund.

A pesar de que hasta las escobillas del váter son necesarias de montar, a pesar de que no vienen los tornillos, de que las instrucciones no están claras y de que no me gusta tener que andarme todos los pasillos y todo el jaleo Ikea, la casa me va a quedar monísima. Eso sí, si tuviera pelas para comprarme los muebles en otra tienda, tipo La Oca, lo haría sin dudar.

Buscando algo encontré una presentación que un día hizo mi padre y aprovechando que están poniendo Romeo y Julieta de Dicarpio, voy  mostrar una comparación un poco relativa, pero en la foto que adjunto, Jose me recuerda a Leonardo y  creo que está muy guapo con el pelo largo, aunque nunca me hace caso para volver a dejárselo.  😦 

 imagen2web.jpg