Archivo | 2:12 pm

London Loves

18 Abr

Mi periplo por Londres ha sido muy divertido y maravilloso. Hubo sitios que me impactaron más que otros, algunos incluso me decepcionaron un pelín, pero en general vengo como siempre que me voy, con ganas de volver. 

Me quedó mucho por ver. Así que paso a relataros mi experiencia.

Viernes

Salimos del aeropuerto de de Sevilla con la compañía Click Air, como todas las de bajo coste que he volado hasta ahora salimos con retraso. La ida me resultó un peñazo, pero al llegar recogimos el equipaje y nos fuimos a la terminal sur para enlazar con el Gatwick Express e ir a Victoria. Nuestro hotel estaba en Bayswatter y llegamos en un salto, pero entre comprar el billete de metro y que algunas lineas estaban cortadas etc.. tardamos muchísimo. A las 17.30 estábamos haciendo el cheking en el hotel, un hotel bastante coqueto y muy bien situado, en mi opinión, al ladito de Hyde Park. Con su teapot y todas esas cositas curiositas cursis que les gusta a los ingleses y a mí más. A las 18 así nos fuimos a ver la ciudad. Jose quería visitar algunas librerías y yo quería ir a cualquier parte. Nos fuimos directamente a la parte del Soho, Barrio chino y Covent Gardent. Había una ambientazo como en la Latina, alucinante, hacía mejor tiempo que en Córdoba y la zona de Covent Garden me encantó, unas tiendas increíbles con unos zapatos chulísimos, ropa genial y muchos bollos, muffins, donuts y mega galletas. El rollito ese de la gente actuando, unos musicazos. Visitamos Borders y Foyles, dos librerías que ya quisieran la casa del libro.

Sábado

A las 10 de la mañana ya estábamos en Notting Hill camino del mercado de Portobello, ¡qué alucine de sitio!, de todo y más, por supuesto me encantó, pero no estuvimos demasiado tiempo por que volvimos al centro a ver librerías y tiendas y todas esas cosas. Destaco que Carnaby street me decepcionó, por que me esperaba algo más aunténtico y más londinense, sin embargo es como la calle fuencarral, llena de tiendas de marcas, guays, pero ya bastante universales, tipo Roxy, Quicksilver, aunque seguía habiendo tiendas mods, que eran una pasada, flipé con la ropa de VANS. Luego estuve en tiendas de delicatessen comprado cafés raros y aromáticos y viendo más y más librerías y tiendas. De hecho entré en Urban Outffiters y ahí estaba la camiseta de las caras de Vicky. Esa marca la vi en Nueva York y me pareció pelín cara pero en Libras es aún peor sobre todo si llevas 3 meses sin cobrar, si no lo mismo me lio la manta a la cabeza. 

Ya iba tocando visitar otro Londres, así que como no, Trafagal Square, National Gallery, la noria, el London bridge, El parlamento y el BigBen. Muy divertido ver como todos los guiris ajustaban el horario de sus relojes a las campanadas del BigBen, jajaja. Abadía de Westminster, Regent Park y el Palacio de Buckingham, no es por criticar, pero me quedo con el Palacio Real de Madrid. Llegamos a la estación Victoria y metro y hotel.

Domingo

Madrugamos lo justo, pero por la mañana tuvimos que ir a dejar los libros de la feria a la que asistía Jose y montar un poco el stand. La feria una pasada, todo el mundo tenía stand, tachen, google, lonelyplanet, anaya, miles de editoriales de libros de cocina, editoriales de comic y de manga…, flipante.

Camden, ¡ay Camden!, ¡cómo me gustó!, era como estar en el festival de Benicassim, era genial, era lo que no me esperaba en absoluto. ¡Qué pena que no lo ví entero!, pero es que vi de todo, me compré un bolso superchic, ¡qué monada!. Qué de gente, qué de tribus y qué de cosas, lo malo es que teníamos hambre y comimos antes de meternos de lleno en el mercado, una lástima por que lo que mola es ver los puestos y comer ahí de guarris, compartiendo mesa, ¡qué autentico!, vendiendo ropa de skunk funk. Metro y camino del Bristish y Bloomsbury. En el museo no estuvimos mucho tiempo, lo justo, Egipto, un poco de Mesopotamia, Frisos del Partenon y algo más de Grecia y Asia. Metro y HydePark, speaker corner y paseo por el parque para llegar a la calle de nuestro hotel. Allí nos esperaba el jefe de Jose con su mujer e hija para salir a ver librerías de Londres y cenar, así que otra vez, Oxford Street, Borders, Foyles y Waterston´s.

Lunes

Día de las últimas compras y de ver bien sitios que quería pero solo tenía dos horitas, así que me conocí muy bien la terminal N del aeropuerto de Gatwick.

Por supuesto, me acordé de Victor todo el viaje por la beatlemanía, de Zaida por que la cafetería que a ella más le gusta estaba por todas partes NERO, de mi hermano por todos los buenos consejos que me dió y por que no es pret a manager, es “Pret a Manger”, que en francés significa “listo para comer”. Y como no, de Miguel en Notting hill y el mercado de Portobello. Increible.

¿Dónde comer barato?

Vegetariano en Covent GardenFood for Thought, por un precio muy razonable, a Jose le pusieron el menú del noche que eran lentejas a la genovesa, pero llevaban berenjena y setas con pesto y ensalada y yo un Scone de queso con mantequilla y arroz salvaje con batata. Al salir como era hora de cerrar te regalaban los scones del día que no se había consumido. Ya teníamos desayuno. Total 16 libras los dos.

Sitio de comida rápida muy original Apostrophe, Jose pidió sopa del día, bocadillo de atún con mermelada de pimienta dulce y ensalada y yo ensalada de pollo con germinados, tomates secos, lechuga y salsa de mostaza de miel. Postre pastel de plátano y nueces biológico. Total 12 libras los dos.

De vuelta en mi casita me doy cuenta de que he conocido las tres capitales mundiales, Nueva York, Londres y París, sólo me queda Roma. Habría andado y conocido mejor las cosas de no ser, por que nadie sabe cómo, me empezó a doler el pie y se me hinchó el tobillo.

Me lo he pasado genial, como siempre que voy alguna parte y en cuanto pueda añado las fotos.

Anuncios