Archivo | 2:29 pm

Lo que yo me imaginaba…

9 Oct

Pues sí, dentro de pocos días, será mi cumpleaños de nuevo, 29 y no escribo esto con ánimo de que me llaméis para felicitarme ni nada, casi que para lo contrario. Por que a diferencia del año pasado que obtuve fiesta sorpresa (millones de gracias) y luego lo volví a celebrar… este, casi prefiero que pase rápido.

Si acaso, tendré que hacer como la campaña de los puentes de tráfico y es escalonar las llamadas, con un intervalo de tres dias antes a cuatro días después.

Los años impares me gustan, pero este en concreto, se me está haciendo duro imaginar. Supongo que por eso de que me acerco a los 30 y por que lo que yo imaginaba para mí, a esta edad, está siendo distinto, por que este cambio de ciudad no se termina de asentar.

Cuando tenía 16 años y no tenía ni idea de qué carrera estudiar, ni si me quedarían asignaturas para septiembre, ni si me dejarían salir al sábado siguiente, yo pensaba cómo y qué sería a los 30 años.

Lo que yo me imaginaba era, una muchacha delgada, claro por que por aquel entonces tenía 10 kilos más que ahora, ejecutiva de algo. No como jefa, ni como una persona superimportante pero si necesaria y útil, con una experiencia interesante, sabiendo idiomas y con bastantes conocimientos sobre la materia en la que yo tenía que desempeñar mi supuesto trabajo y teniendo que viajar. Me imaginaba cientos de veces a mí misma, con una falda estrecha hasta la rodilla, con tacones, maquillándome delante del espejo del baño, antes de irme a trabajar y a la vez salía mi pareja (un ser sin cabeza, por que no me imaginaba quien sería) conmigo de la casa, me decía que iba muy guapa y me daba un beso.

Este hecho superinfantil de mi misma, lo viví como un deja vú, un día saliendo de casa en una circunstancia exactamente igual.

Un infantil recuerdo hecho realidad… pues tampoco está tan mal. 🙂

Anuncios