Archivo | 3:18 pm

Frankfurt

15 Oct

Altaria procedente de Granada destino Madrid, salida a las 9.18 llegada a las 11.22. Película “la Joven del agua”. Una gran maravilla, Zaida te gustará, es un cuento precioso. Tren petado y el asiento de mi lado vacío. Genial.

Salida a las 17.55 destino frankfurt vuelo de Lanchile 757 asiento 24 A. Comida vegetariana.

Embarco a la hora que sea y lo primero que me encuentro es a una chica sentada en mi asiento y me dice “ah qué este es tu asiento” (ya me opcupé yo de que fuera ventanilla) y le respondo “ah es que es el tuyo”, borde o no, ella me sigue hablando en un tono pijo sin levantarse de mi asiento y sin pedirme si se lo puedo cambiar, sin un por favor ni un gracias, acabo cediéndoselo.

Despega el avión y ya me he leído la revista gourmet que te dan, la guía del duty free y la de pelis disponibles, juegos y música. Así que me da tiempo a darme cuenta de que viajar en un avión así es la leche. Con tu tele para tí, tu mando a distancia, tus auriculares etc. Me pongo a ver “Oceans 13”, sin haber visto la 11 ni la 12 y le pillo el truco enseguida y no me da tiempo a terminarla por que nos cortan el rollo una hora antes de aterrizar.

Recojo las maletas, busca el metro… huelga de metro tarda 20 minutos más. Llego a la estación central y allí me esperaban Jose y su compañero David, salgo de la estación y veo esos edificios… altos, aislados.. sin sentido, sin estética. No me gusta.

Nos vamos a cenar a un lugar llenísisimo de alemanes con comida alemana, por lo tanto, debe ser un buen sitio por que está lleno de alemanes. Todo genial, cuando salimos un frío y un sueño que a dormir.

En el hotel, le habían puesto a Jose una cama supletoria por el modico precio de 20 euros por noche. La cama.. bueno, creo que habría dormido mejor poniendo el colchón en el suelo, pero por ese precio, techo y desayuno y pasar calor con el nórdico. Genial. Todo me parecía tan romántico.

Sábado 13, desayuno y visita de la “feria del libro” en la Messe (ifema alemán). Me pierdo al salir durante 45 minutos. Es ENORME. tiene autobuses que conectan unos pabellones con otros y los pabellones, tienen 2 plantas cada uno, además de salas, otros pabellones que se destinan a medios audiovisuales etc…. todo perfectamente preparado. En la plaza principal, que es tan grande como la plaza mayor… los paises ponen puestos de artesanía y he visto libros en todos los idiomas. Las novedades, los antiguos.. al Carlos Rovira, por que este año, el invitado especial era la cultura catalana y para los que habéis visto las noticias, si efectivamente ha sido polémico y los propios catalanes estaban un poco abochornados y los alemanes decepcionados.

Me voy a conocer la “zona financiera”, el río Meno”, el rastro que ponen al lado del río. Una de las calles principales llenas de sexshops y otra comercial donde compro la única cosa que me he traido de frankfurt, Cranberries secos para hacer galletas. Es la hora de recoger a Jose comer con él e irnos a lo único que se puede visitar… la zona comercial.

Paseamos durante horas por calles llenas de tiendas y centro comerciales como el corteinglés. Vimos la casa de Goethe, el Römer y la Catedral y comimos es un asiático, genial, super cool. Me sigue pareciendo todo tan romántico.

Al día siguiente.. Desayuno, paseo, café, jose decidió que con camiseta y chaqueta fina iría bien. Hacia un frío de chaquetón… se heló, agacho la cabeza y dijo, vamos a Starbucks a por algo caliente. Volvimos a ver de día, por que a las 5 ya es de noche, lo que visitamos el día anterior, hicimos más fotos y nos sentamos delante de la Ópera a pensar que se puede hacer en una ciudad donde todo está cerrado a cal y canto un domingo (No te quejes de Lisboa Cursomán) Ir a la  Sinagoga. Los judíos cierran los viernes y sábados, pero los domingos, no. A lo mejor nos encontramos como en París un barrio lleno de pastelerías, tiendas y vida. NADA. Nos encontramos al recepcionista de tarde del hotel paseando con su familia.

Vamos a ese parque. Hay que pagar por entrar. ¿Qué?

De vuelta al centro de la ciudad y barrio principal y de vuelta de andar sin ton ni son… nos vamos a buscar un sitio para comer. Al ladito de una chocolatería, cerrada. El sitio era perfecto para mí, para mí que adoro desayunar y que la comida y cena fuera siempre desayuno. Un sitio donde a lo largo de todo el día sirven mil variedades de BRUNCH. Ahí que nos zampamos uno y estábamos petados. Panes de todos los colores. Otra vez todo tan romántico.

De vuelta al hotel y tren para coger las cosas, y Jose ir a la feria a recoger el stand.

Vuelo destino Madrid 19.55 sale con retraso asiento 40L al lado de un americano que viene de praga de una despedida de solteros y a la ida tampoco pudo terminar de  ver Ocean´s 13. Consigo terminar de ver la peli. Me gustó el mundo Ocean´s y me reí.

00.15 Me encuentro con mi hermano, que viene de Barcelona y nos vamos para casa, mientras me cuenta su fin de semana romántico y yo el mío.