Archivo | 2:21 pm

Olimpiadas

8 Ago

Me encantan las olimpiadas. Me gusta todo, me gusta el espíritu olimpico el fomento del deporte, la alegría de un atleta cuando gana una medalla y me da igual el país. Si ellos lloran de alegría, yo también. Pues creo que supone un trabajo duro de superación constante.

Es curioso, esto que se dice de Mens Sana y Corpore Sano, puesto que son pocos los deportista que son arrogantes, los hay y los ha habido, pero yo nunca he visto bacilar a un marchista o a la ganadora de judo o alguno de los del equipo de remo.

Admiro a estos deportista y por eso me da rabia cuando alguno cae en el dopaje.

Independientemente de esto último, que no se da en todas las competiciones, me encanta ver la entrada de los atletas al estadio, todos los deportes representados y todos sus representantes admirándose los unos a los otros por el trabajo que hacen.

Creo que esto es muy bonito… y si el mundo viera lo que yo veo en una olimpiada, no habría guerras.