Archivo | 7:58 pm

Mi primera visita a la capital

1 Abr

La primera vez que vine a Madrid, fue en el primer año de carrera de mi hermano, por aquel entonces él vivía en una residencia en la Berzosa. También coincidió con un periodo de formación del MIR de mi padre aquí.

Mi padre prácticamente bajaba a Cádiz todos los fines de semana, dónde durante tres meses vivimos solas mi madre y yo. Consiguió un piso en el Barrio del Pilar por los tres meses que iba a estar aquí y los fines de semana mi hermano se iba a pasarlo con mi padre.

El fín de semana que yo vine, vine con mi madre, en autobús además hubo retraso y llegué como a 01.00 de la noche. Justo para salir. Así que fuimos a casa de mi padre a soltar las cosas. Un piso de 3 habitaciones con un sofá cama, en el que también se quedaron ese fin de semana los compañeros de MIR de mi padre de Cádiz.

No sé cómo ni dónde mi hermano me recogió y fuimos a Malasaña, además de recogernos tardísimo, cuando comenzaron a funcionar los primeros metros, recuerdo que fui a muchos bares con ambiente totalmente diferentes de los que te encontrabas en Cádiz, además acabamos en Chueca bailando al lado de Javier Burruchaga.- Recuerdo que por primera vez me compré un sandwich en un Chino, lo cierto es que las tiendas de todo a cien, en Cádiz estaban regentadas por los árabes o moritos, pero no por los Chinos y no había bares que dieran comida hasta tan tarde. Si acaso te tenías que esperar a comer churros.

Esa noche lo pasamos genial y conocí a muchos amigos de mi hermano que ahora yo también los considero míos. A la mañana siguiente no tengo ni idea de qué hice, pero por la tarde quedé con El Colombi, un amigo, por aquel entonces. Me llevo a la zona de Santa Ana a la cervecería esa gigante, con el resto de sus amigos, y a una discoteca de Arenal. Luego me tocó volver sola en metro, la primera vez que cogía el metro sola. No dejó de ser una experiencia el rollo ese de las salidas. ¿Cual era la del portal de mi padre? Jajajaja, eso de no viajar por la superficie me descolocó muchísimo.

El domingo, sin ver ni conocer nada de Madrid, me llevaron a la plaza del Sol al Kilómetro 0, el Oso y el Madroño y al retiro. Dónde mi hermano y yo conocimos a Paco y a Ita, a mi hermano desde entonces le cae fenomenal esta parejita. Además estuvimos con Noelia en un concierto improvisado por parte de Paco y Colombi comiendo galletas Mc Vities de Chocolate.

Esa noche fui al cine en gran vía, a ver una peli que se llama pleasantville y me gustó un montón y fue la primera vez que el Colombi y yo salíamos a solas.

Cuando el lunes volvía para Cádiz, me daba cuenta de que  no era allí dónde quería estar. Y mira.