Archivo | junio, 2009

Ilógica y contradictoria

28 Jun

Efectivamente, soy ilógica y con tradictoria, me contradigo a mí misma y a veces actúo de manera ilógica. Esto último lo solemos hacer la mayoría de nosotros y de hecho mi vida está rodeada de gente ilógica, así que por eso estamos unidos. Creo. Lo cierto es que uno puede ser fiel a sus pensamientos, pero si te tienes que vender a otro postor lo harás, por diferentes motivos. El que mejor y más rápido convence es el motivo médico.
¿A qué viene todo esto?
Cuando tenía 19 años, me parece, o antes, me parecía precioso tener un piercing en el ombligo y me lo sigue parenciendo. Mucho más cuando mi barriga 13 kilos más gorda en aquella época estaba mucho más bonita con mi piercing verde en forma de banana.
Por motivos xxx de salud me lo quité, lo cierto es que no del todo convencida, además a Jose le daba como grima y no le gustaba demasiado, la idea de ir agujereada. Lo cierto es que si los piercing fuesen necesarios naceríamos con ellos, o a medida que nos desarrolláramos crecerían, como ocurre con la barba o ciertos vellos.
La cosa es que dentro de mi ilógica, me estuve planteando volver a tener uno. Lo que ocurre es que el tiempo fue pasando y la verdad…. le eché poca cuenta al asunto.
Hace días, estuve fatal del estómago, algunos sois testigos, pero además sentía un dolor como una punzada en el ombligo. Sinceramente me extrañaba. Era una sensación diferente, similar al dolor. No es algo como cuando ves la cuenta del banco en números rojos y te da un leve frío en la espalda, o cuando ves que tu suegra/o te ha llenado el plato hasta los bordes y ya te sientes lleno, no, era otra cosa.
Así que una vez más le pregunto al doctor que tengo en casa, mi padre y le digo: “Papá desde hace días, cuando me roza en alguno de los puntos  del dedo traspuesto, siento un pinchazo en el ombligo ¿puede tener relación?
Respuesta: Aparentemente no, pero como la zona de tu dedo ha estado expuesta a material quirúrjico varias veces, el cuerpo tiene memoria y puede reflejar ese dolor en otra zona que también haya tenido contacto con material quirúrjico y tú ahí, si no recuerdo mal te hiciste un piercing…”

Me quedé de piedra.

Moraleja: Mejor, me olvido del tema piercing, porque mira, paso, ya, demasiado interesante es mi vida con la gata.. como para querer otros problemas.

Anuncios

¿Te acuerdas de mí?

24 Jun

¿Te acuerdas de mí? es el título de un libro que me ha tenido bastante enganchada, durante unos días. Tan enganchada que tenía ganas de llegar al metro para leer y apartarme un rato de mis compis, a la hora de comer, para seguir leyendo. Contar de qué va es romperle el misterio al libro, así que no lo voy hacer. Sólo puedo decir que es para chicas, mejor escrito que Mariam Keyes y con un punto de humor… muy sutil pero te produce carcajadas a veces.

Lectura veraniega 100% recomendable y además de la editorial Salamandra.

CIAO

No hay día para nada

19 Jun

Los días se pasan volando, hace tiempo escribí lo que sería el mes de Mayo y ya estamos casi acabando Junio. El Domingo llega el verano y con él unos meses de desconexión, parece ser, todos los fines de semanas pasa algo y entre semana, no te da tiempo de nada de pero no paras.
No importa:

  • La gata va a tener gatitos de nuevo
  • He sacado un 7 en la nota final del Curso de Márketing.
  • No tengo que pagar hacienda
  • Tengo que recuperar los juevebes y las galletas
  • Entrenar la piscina de la urbanización
  • Ver las fotos de cuba de Miguel y Laura.

Antes, me voy a Lisboa a pasar el fin de semana y ya os contaré a la vuelta.

Buen finde a todos.

Series

8 Jun

A mis 12 años me recuerdo a mí misma viendo series del tipo, Padres forzosos (Full House), Sensación de vivir (90210), Los problemas crecen (As long as we got each others), Blossom y otras tantas… a medida que fuí creciendo me enganchaba y me desenganchaba a la mayoría de las que ponían en la tele, hasta que llegó Friends, que incluso mi padre con bastantes ganas de pasar un rato divertido se sentaba a verla conmigo.
Puedo recordar capitulos de Fraiser en los que me he partido de risa de principio a fín, algunos de Héroes en los que he deseado tener super poderes, otros en los que tampoco me habría importado estar de cena en los restaurantes y cafés de Sexo en Nueva York, ni mucho menos llevar la ropa de Las Chicas Gilmore, hasta con el dolor de estómago que he pasado, podría haberme tratado House. He llegado a ver una temporada de mujeres desesperadas e incluso hacer el intento de ver Anatomía de Grey.

Hasta aquí, si lo traduzco en horas significan muchas horas de una vida sentados frente al televisor. Es por esto que cuando oigo comentarios en plan “en un fin de semana me trague 3 temporadas”, alucino. No por que menosprecie ese hecho o lo critique si no, porque me asombra la constancia y perseverancia de la mayoría de televidentes. Sobre todo porque hay series que por alargarlas son infumables.

Hace un mes que no tengo tele y sólo echo de menos, a veces, no ver el telediario o un partido de tenis,…. pero cierto es que no creo que necesite ninguna, porque por internet consigo lo que necesito y si quisiera, más de lo que necesito, pues también, pero estoy informada de lo que pasa en el mundo, por ahora me basta. Eso si, a la hora de la comida cuando mis compañeras repasan la parrilla, yo es como si oyese chino, pero bueno, es lo que hay. La posibilidad de escoger y el libre albedrío.

Y me actualicé

5 Jun

Después de muchas semanas SIN, me empieza a tocar trabajar los viernes hasta las 7 de la tarde, de aquí a Octubre casi todos. Por eso que es viernes me actualizo. Aprovecharé este fin de semana SIN curso, para hacer cosas que SIN tiempo no dan opción a realizarse, como hacer deporte, leer el periódico y disponer de tiempo para mí.

Para escribir en este blog.