Archivo | marzo, 2010

Embarazo de riesgo

25 Mar

 No, no estoy embarazada, pero la gata si.

Ayer tuvimos que llevarla al veterinario, porque hace unos días que pierde líquido. Ya nos han avisado de que no es normal y que si la gata comienza a comportarse de manera extraña, pierde el apetito y las gatas de jugar, que la volvamos a llevar.

Estoy encantada con la atención que nos dieron el hospital de 24 horas que le corresponde a la gatita. Mucho mejor que en el veterinario donde la solemos llevar.  Por todo lo que le hicieron y el rato que estuvieron con ella, nos cobraron mucho menos de lo que me piden en mi veterinario habitual y eso que era una situación de emergencia. Le tomaron la temperatura, la oscultaron, le hicieron una radiografía y una ecografía y la pobre se portó estupendamente. Sabemos que vienen 4 gatitos y que todos están vivos. Vimos como latían los corazones y se movían.

Claro está, la gata debería guardar reposo… pero eso ella creo que no lo entiende.

Anuncios

El Parque

23 Mar

En Rivas hay una calle preciosa que se llama la Calle del Almendro. Evidentemente está llena de arbolitos precios a ambos lados de la calle y con las lluvias que han caido está muy florecidos.

Justo ahí hay un gran recorrido en bicicleta y a pie, recorrido que yo me hice ayer y cómo no, está lleno de señores seniors que dan sus paseos para la tensión y el colesterol, futuras mamás embarazadas y recien paridas con los cochecitos, chicos y chicas corriendo y abueletes paseando con los nietos.

En ese parque también hay unos bancos de ejercicios, que la verdad no están nada mal para hacer ejercicios básicos. En uno de ellos decidí yo probar suerte, cuando unos abuelos con el nieto me vienen y me corrigen el ejercicio que estaba haciendo :-S Cuando un abuelo viene a corregirte el ejercicio algo no va bien. ¿Estoy tan anquilosada que hasta los abuelos me corrigen las posturas en las máquinas de ejercicio?.

Hoy he vuelto a ir y he vuelto a encontrarme con los mismos abuelos… y directamente me han dicho: “mira chica, haz las otras máquinas”.

Jop.

Blogs

17 Mar

Cuando ves tantos blogs de recetas, incluso te planteas hacer uno destinado a la misma función que el resto de blogs de cocina. Pero después de mucho pensar, me he dado cuenta de que lo que me gusta de cocinar algo es poder compartirlo. A veces se queda únicamente en el estómago de Jose, porque yo no soy muy amante de lo dulce. No a diario. Quiero decir, si un día desayuno magdalneas, al siguiente tengo que tomar cereales o pan tostado o galletas secas tipo macvities…, pero me encanta investigar y probar cosas nuevas.

Este fin de semana por fín preparé Cupcakes y la verdad es que el frosting no me gustó como me quedó, pero fue divertido hacer uso de los colorantes que traje de Londres.

Incluso esta semana he tenido la oportunidad de ir a ver si en un bar de aquí me querían comprar las cupcakes. A la dueña les gustó el aspecto, pero no me ha vuelto a llamar ni nada, por lo que no creo que me vayan a pagar por lo que más me gusta hacer.

Mientras tanto, aprovecho para comer al sol, estos días en los que luce un poco y calienta otro tanto.

Domingos

14 Mar

Así soy yo. Después de ver una peli de miedo, el Orfanato, me levanto temprano por que he dormido fatal. Me doy cuenta de que es domingo y tengo todo un día por delante con Jose.

En otra época de mi vida los domingos eran mortíferos, es un pueblo dónde poco o nada había para hacer y con una carrera que estudiar. En resumen, siempre con cargo de conciencia por no estar haciendo lo que debía, que era deberme a mis estudios. Más mortíferos aún eran, cuando trabajaba en Rumbo y me tocaba currar alguna tarde de domingo. En definitiva, que los odiaba.

No sé si es que me he hecho mayor o consecuente, pero ahora prefiero un domingo a no tener ninguno. Me encantan. Me gusta que los domingos haya rastro, aunque no vaya. Que la gente se arregle y saque a pasear a sus hijos aunque yo no lo haga y que los periódicos saquen sus suplementos semanales, aunque no suela comprarlos.

Me gustan los domingos que hacen sol porque te dejan un buen sabor de boca.