Archivo | abril, 2010

Nuestra peor cara

30 Abr

Los hechos: Hace dos días el Barça pierde contra el Inter de Milán la oportunidad de jugar la final de la champions en el Bernabeu.

Este caos futbolístico crea una serie de comentarios de los seguidores del R. Madrid, deseosos de que el equipo español pierda, simplemente porque en la liga es su gran rival. Así que una vez más el fútbol es capaz de sacar nuestra peor cara. La cara de que en el fondo el concepto DEPORTE no existe en este tipo de competición. La cara de que somos cretinos con nosotros mismos, pues cuando la selección tiene que enfrentarse a Italia, estos son nuestro gran enemigo, pero si se trata del rival de tu equipo rival, preferimos a los italianos. La cara que demuestra que en realidad, no apoyamos a nuestro país, si no a nosotros mismos. Tristemente, lo mismo habría ocurrido si fuese el R.Madrid quien hubiese perdido.

El fútbol es actualmente lo que a los Romanos el teatro, es el lugar donde uno descarga el mal humor que lleva dentro, cuando ninguno vamos a sacar ventaja de ello, es decir, si el R.Madrid gana la liga a mí no me van a dar un plus, ni me van hacer un descuento en el abono del año que viene, ni tengo derechos a insultar ni a quejarme del trabajo que otros realizan. Sólo una alegría, que debería tratarse con mesura y no con fanatismo. Algo que tendría que ser así de válido para todos los seguidores de todos los equipos de todos los deportes. 

Eso sí, muchas teleoperadoras y muchas marcas darían los millones que cuestan los fichajes más caros, porque sus clientes fuesen igual de fieles que los seguidores de equipos.

En mi liga útopica, el R. Madrid y el Barça no se gastan tanto dinero en fichaje, dinero que en algunos casos puede acabar con el hambre en paises africanos, dinero que en otros casos es el presupuesto de todo el año para un club modesto como el Racing. En esa liga útopica, los puestos de primera están más disputados y no ganas siempre los mismos.

Y si sigo y sigo tiro de la manta y renegaré de los Toros, renegaré de las peleas de gallos y me quejaré de que llamen DEPORTE al Boxeo.

A veces me pregunto ¿es el fútbol un deporte?

Anuncios

Lo que el viento me llevó

26 Abr

Ay que ver lo que el viento fue capaz de llevarme cuando vivía en Cádiz. Efectivamente, me llevó en un barco de vela y este fin de semana pasado me llevó un montón de polen de pino a mi habitación.

Cuanto más de cuando en cuando voy a Cádiz, más curioso me parecen ciertos fenómenos, como la forma de hablar, ciertas expresiones y algunas costumbres.

Tanto en mi tierra natal, La línea de la Concepción, como en San Fernando, Chiclana o Cádiz es importante saber de un día para otro qué viento vas a padecer. Y puedo decir que en Madrid he perdido la noción del viento. En Madrid capital, cuando sopla el viento, da igual de dónde venga, sopla y yasta, pero en Cádiz, no.

Saber qué viento vas a tener hace que cambie hasta lo que vas a cocinar al día siguente. Sí, pues si la mar está muy picada, ya hay peces que no vas a encontrar en el mercado y si encima tu marido es pescador, te toca tenerlo en casa. No sólo eso, si sopla levante, como seca se puede tender la ropa, pero solo cuando esté bajando la marea porque si no con la marea alta se intensifica la fuerza y sale volando. Si hace poniente todo lo contrario, se crea una humedad fresca en el ambiente, que en invierno no te hace ningún bien, así que las mujeres no van a la peluquería, porque el peinado no les aguanta.

En mi caso, influía en que si los fines de semana iba a entrenar Vela, si hacía levante, me quedaba “estudiando”, no se podía salir al mar.

La cuestión es que en toda mi vida de gaditana recuerdo muy pocos días sin viento.