Archivo | octubre, 2010

Todos los años llega

14 Oct

Cada año, cualquier persona afortunada puede cumplir años y puede celebrarlo o no. Puede lamentarlo o no, puede echar de menos a seres queridos o seguir quejándose del cuñado cara dura o la suegra de turno… el ser humano es así de común a veces.

Yo este año no me voy a quejar y la verdad, he de decir que siempre me ha gustado compartir un día así, con mi familia, con la gnete a la que quiero, amigos y gente especial, así que este año no iba a ser menos.-

El primer regalo ha venido de la mano de mis cuñados Juan y Lindsay con una cocote lecreuset, es algo que quiero desde hace mucho,mucho tiempo, pero que mi bolsillo no se puede permitir con tanta tranquilidad y menos después de tantas mudanzas. Estos señores inventaron las ollitas de hierro fundido que tan buenos guisos salen de ellas porque calientan paredes y base por igual.

La mía es morada, como Club Santa Mónica y si cabe, solo por eso me gusta aún más.

Mañana llega mi familia de la línea, primos, padres, tíos a ver el Mamma Mía y a seguir celebrando mi cumple, que no sé porqué ni como lo hago cada año, se vuelve como una boda gitana y estoy tres o cuatro día celebrándolo.

Así que queridos amigos, si no puedo contestar vuestras llamadas es porque estaré justo hablando por teléfono, no os sintáis mal, no es que no quiera hablar con vosotros, pero si queréis ir escalonándola como en años anteriores podéis empezar ya a felicitarme y si queréis lo prolongamos hasta el lunes. 😀

…. y el que no lo haya leído tiempo ha tenido….

Mi netbook de chicle

12 Oct

Llevo meses buscando el portátil que me he comprado. Quería uno dual con windows 7 y Android y por fin en media markt me estaba esperando.

Aún tengo que instalarle cientos de cosas, pero estoy haciéndome al teclado, a un sistema operativo completamente diferente y no tan fácil de manejar como en el móvil, pero bastante intuitivo y sencillo. Nada de doble click para abrir algo, con un click tenemos suficiente.

Pegas: Pues que no me puedo instalar Skype, así que tengo que cambiar de entorno.

Creo que he hecho una buena inversión y me ha costado mi tiempo ahorrar el dinerillo, con la suerte de que mi cuñado me ha regalado la bolsa. 

Regalos inesperados

7 Oct

Desde hace días recibo unos cuantos regalos inesperados, debe ser que quien me los regala sabe que mi cumpleaños se aproxima y no sabe la fecha exacta.

He de decir, que no me terminan de gustar y no son de mi disfrute y no sé qué hacer con ellos, porque quien me los regala parece estar bastante entusiasmado y finalmente no recae en mí la distracción.

Cada día temo, al igual que mis compañeros que reciben flores, tener un regalo nuevo. Pero no se puede luchar contra el instinto y el impulso de una gata que te trae trofeos a casa.

Saltamontes, cucarachas chiquititas, polillas… la gata debe estar agradeciéndome algo y de verdad no sé el qué. Mi pobre CAT.

El cielo de Madrid

5 Oct

Madrid tiene rincones que cuando los miro, me devuelven cientos de recuerdos. Pero Madrid, tiene un cielo a veces tenso, espeso, gris, duro, y poco azul.

Cuando llueve, Madrid se queda como nueva y me gusta mirar al cielo, aunque a veces sólo vea una inmensidad azul. Es lo más parecido a mirar unos ojos bien azules.

Aprendiendo a ser yo

4 Oct

Si te pasas 10 años de tu vida junto a una persona adquieres un modo de ser diferente al que tenías.

Cuando esa situación se vuelve a la inversa, es decir, vuelves a ser uno solo, te toca conocerte a ti mismo. Ya no eres el de antes, ni mejor ni peor, eres otra persona. Otra persona a la que le toca vivir una vida nueva, llena de situaciones similares a las anteriores, pero con un matiz, eres uno, no dos. No llamas para decir que llegas tarde, ni para ver si hace falta comprar algo, ni para saber quien llega antes, ni si tienes algún plan que yo desconozcas.

Te descubres, haciendo cosas para uno, todo puede alargarse más, el tiempo que estés con los amigos, apuntarte a los planes que te gusten, cocina para uno, poner la lavadora para uno, hacer un lado de la cama porque el otro está intacto y dejarte notas para recordarte las cosas.

No es ni mejor ni peor, es completamente diferente. No todo el mundo está preparado para conocer ese nuevo ser que es, sin embargo, yo si.

un domingo

3 Oct

A veces me apetece este tipo de días, grises de frío y con cosas que hacer en casa. Como hoy. Mi plan para hoy era todo lo contrario, café en una terraza leyendo el periódico al sol.

Ahora estoy la mar de contenta con mi mantita, mi gatita a mis pies y mi té calentito… aysh. Lo malo es la plancha que me espera por delante 😦