Archivo | 10:30 pm

Curiosidades de la automoción

16 Mar

Desde que conocí a mi compi Gali, mi observación por los coches clásicos ha aumentado notablemente. Es lo que tiene tener como compañero y vecino a una persona que se dedicaba a las pruebas de conducción de coches y motos y es un gran fan de los transportes en general.

En una de nuestras charlas motorizadas por las mañana, a grito pelao por la calle Ferraz, me contó que tiene un amigo que trabaja en el mantenimiento de los autobuses urbanos de Madrid. Y me contó que todos los autobuses de una misma línea son el mismo modelo de autobús. Y que no los pueden cambiar o al menos no está recomendamos. Tiene que ser el mismo autobús, siempre y no vale que envíen otro de otro modelo cuando se estropea alguno. 

Tiene dos motivos: El primero es porque así hacen las revisiones todos a la vez y se desgastan al mismo ritmo, entonces el control del mantenimiento es más sencillo, pero también porque si a las personas nos cambian los modelos de autobuses, la disposición interior es diferente y al bajar las señoras mayores, se caen. No están a la misma altura los timbres, ni tampoco los asientos tienen la misma distribución. 

Sorprendente que hasta haya usabilidad en algo tan obvio.

Anuncios