Archivo | 10:53 pm

Tortillas

25 Abr

Es normal que en un país como el nuestro el buen comer sea un arte a parte. Como en cualquier buena empresa que se tercie está el detalle de ir a desayunar cada viernes. Recuerdo haber ido el primer mes, pero los viernes para mí son esos días mortales en el que tienes que hacer el trabajo de un día entero en menos horas.

A las 11 se bajan todos a desayunar, y yo aprovecho para sacarme de la máquina un sandwich con sabor a vuelos de landchile. ¿Porqué no lo calientas, que están más ricos?, me suelen sugerir. Sinceramente porque si lo caliento aparece su verdadero sabor y frío es mejor opción. A pesar de que estoy al lado de la calle orense, no hay ningúin bar de los de toda la vida que ponga una tortilla rica, como para bajar y coger un pincho.

Desde luego el chollo de la tortilla que comprábamos en Club Santa Mónica o la del Extegararte, se acabó. Ahora, tras hacer un sondeo, no hay una tortilla en condiciones en todo el perímetro. Bien es cierto que en mi empresa son un poco sota, caballo, rey y cuesta hacerles variar.

A pesar de que yo soy del club de los saludables porque voy al gimnasio, el resto se cuida regular, pronto nos cambiaremos de oficina y en esas oficinas se prima y premia, la vida sana. Así que contaremos con duchas para los que quieran salir a hacer deporte, en teoría máquinas que venderán fruta y cosas lights o más sanas y quizás nos hagan descuento en menús saludables a domicilio…

Aún así sigo pensando que deberíamos buscar sitios que pongan un café con tortilla de verdad para solucionarme los viernes.. mucho vips y pocos arroces veo yo.